Menú
Buscar Cerrar
Compartir
F T G+ P FP YT V RSS
Cine

Duro de matar Un buen día para morir

Por: Luis Miguel Cruz 14/02/2013

Bruce Willis vuelve a demostrar con creces que puede continuar interpretando por un buen rato al rudo policía John McClane.

Bruce Willis es –junto con Sylvester Stallone y Arnold Schwarzenegger– uno de los grandes actores de acción de todos los tiempos, el cual logró la inmortalización gracias a su popular franquicia Duro de matar. Aunque –al igual que Sly y Arnie– algunos puedan considerar que el actor de 58 es demasiado veterano para continuar interpretando al imparable John McClane, lo cierto es que el histrión vuelve a demostrar con creces que puede continuar interpretando por un buen rato al rudo policía.

De inicio debemos destacar que Duro de matar Un buen día para morir es un filme sin mayor pretensión más que divertir a los aficionados de la acción, por lo que resultaría absurdo exigir una historia de gran dramatismo y complejidad. En su lugar, esta quinta entrega nos muestra de nueva cuenta la fórmula que hemos visto en cada una de las entregas anteriores: John McClane peleando incansablemente para impedir los planes de dominación mundial de un temible enemigo.

Sin embargo la gran diferencia de esta cinta en comparación con sus antecesoras radica en que es la primera aventura del héroe en un territorio ajeno a los Estados Unidos, ya que el policía deja su país para viajar a Rusia con el único objetivo de encontrar a su hijo. Sobra decir que el joven McClane estará involucrado en una misión que pretende salvar al mundo a la cual eventualmente se unirá su padre. A partir de entonces, gran parte del largometraje se enfoca en golpes, ametralladoras, persecuciones, explosiones y todos los elementos que nos hacen amar la franquicia y que eventualmente nos conducirán hacia una espectacular batalla final.

Como suele suceder con esta clase de películas, Duro de matar 5 es capaz de salir adelante gracias al carisma de Bruce Willis, quien nuevamente nos deleita con una buena interpretación del invencible John McClane. Por su parte Jai Courtney también realiza un buen trabajo como el Jack McClane, un intrépido joven que buscará salvar al mundo al tiempo que tiene una reconciliación con su alienado padre. Finalmente la cinta también cuenta con una breve aparición de Mary Elizabeth Winstead como Lucy McClane, cuya presencia servirá para deleitar a los aficionados de la actriz y para vincular esta quinta entrega con la anterior aventura.

Lamentablemente la película cuenta con altibajos en sus secuencias de acción, pues aunque tiene momentos verdaderamente memorables –la batalla final es impresionante–, algunas de ellas tienen errores sumamente básicos, imperdonables para producciones de este tipo. Un ejemplo de ello sucede durante una persecución en las calles de Moscú, la cual puede resultar confusa porque el realizador cambia constantemente la orientación de las acciones, lo que impide que la audiencia pueda ubicar con facilidad la localización geográfica de cada uno de los personajes.

Otro de sus grandes problemas radica en que la cinta se siente inferior en comparación a sus predecesoras. Esto se debe a que el gran twist de la historia es sumamente predecible, mientras que los villanos principales carecen de fuerza que hemos visto en otros adversarios –¿cómo olvidar a Alan Rickman como Hans Gruber?–, por lo que no parecieran ser un reto digno para la dupla McClane.

A pesar de ello, Duro de matar Un buen día para morir es una cinta disfrutable, que continúa explorando de manera espectacular una de las franquicias de acción más importantes de los últimos años y que seguramente nos llevará hacia una nueva y más grande aventura de John McClane.

  • Título original: A Good Day to Die Hard
  • Año: 2013
  • Director: John Moore (Max Payne)
  • Actores: Bruce Willis, Jai Courtney, Mary Elizabeth Winstead   
  • Fecha de estreno: 14 de febrero de 2013
ver comentarios